viernes, 1 de septiembre de 2017

Eones de Neopreno

Regresar al corredor de la vida es lo que tiene, que allí todo puede suceder y es el lugar adecuado  para encontrar gatos y palomas. Desde hace días me pregunto si realmente estuve allí durante esas horas robadas al sueño, yo, de repente de vuelta y con todo lo que traen reencuentros de dos décadas, porque quienes nos negamos a no dejar de evolucionar pero alejados de tantos roles absurdos, tarde o temprano  nos volvemos a encontrar. Macero un relato en la marmita de este blog que huele ya a polvo estrellado, pero que regresa un septiembre más por aquello que se ha vuelto costumbre,como si forrara de nuevo los libros o sacara tras meses mi viejo estuche para mirar qué me falta.Es bastante posible que como aquella máquina de Zolktar, cuando vuelva a esa plaza del pueblo, el bar haya desaparecido y sólo quede un amasijo de hierros, un disco de Rod Stewart y un chaleco de un aspirante a rockero que emitía algún sonido gutural reivindicando su barrio castizo o boquerón. Una noche donde cerramos las horas con sonrisas vikingas y todos los dialectos posibles . entonces fue cuando el mundo que últimamente temblaba bajo mis pies, se volvió más real, pendulando del cobalto al cobre,alejada de amores cobardes que no te dejan brillar, que tintinean y languidecen al ritmo estridente que dice que el mundo es más  terrible aún. Entonces,  miras a tu alrededor y has vuelto a tener veinte años y desde allí compruebas que nada ha cambiado tanto,que a veces solo es cuestión de cambiar la marca de cerveza y matar sin gran aspavientos al que ha escondido en el subterráneo al verdadero DJ.

miércoles, 7 de junio de 2017

LA ISLA DE NINGUNA


Andamos como siempre,sin caminar.No miramos nada ahora que hemos perdido el sentido de la historia,el hilo conductor o el hilo rojo que entretejía las vidas que creía cercanas y que cada vez se van alejando más.Hoy he vuelto a pensar en ella,cuándo no lo hago, me respondo.Pero lo cierto es que ahora he entendido el porqué de una cierta aversión a las horas de  siesta.Allí,en esas horas que no son de nadie salvo de zigarras y un lejano crujir de hojas secas,aparece de nuevo el duelo,que por desgracia no es el título de ese gran disco.Solo me acompaña la respiración acompasada de mi perra y es en ese silencio cuando más recuerdo pequeños detalles que en el día a día no soy capaz de ver.Aparecen también no en vano los entresijos de la compleja relación materno_filial que curtieron a partes iguales los años y las circunstancias.De nuevo,sonidos y olores de una época que creo que no se marchitó,que de algún modo sigue ahí latente como casi todo en mi isla particular.
Hoy lo he vuelto a hacer,Lol y yo hemos vuelto a fabricar otra burbuja temporal donde acontecen aquellos veranos en Santa Eugenia,donde caminamos hacia un pergamino de tiempo ilimitado y que ncuyo verano no se verá inoxerablemente terminado al tirarme de cabaeza por primera vez a la piscina,aun a riesgo de no saber nadar.Ahora de hecho pese a hacerme buenos largos y zambullirme una y otra vez,veo que tampoco se nadar.Navego y surfeo estados emocionales como nadie,a veces en el hecho de hundirme quizás por costumbre encuentro una cierta satisfacción,que no sabría catalogar muy bien si como masoquismo u oportunidad.Mientras escribimos estas líneas,Lol y yo,que pese a la torpeza no censuraré,pienso en este año y medio en el que las decisiones tomadas y las causalidades me han traído al lugar en el que estoy_y no me refiero al sitio de mi recreo_sino a esta pseudoisla o a este universo divergente creado por y para mí,para no perecer en la amalgama de emociones que capta mi cerebro a la velocidad del rayo y con las que me cuesta a veces no naufragar,ahora que todo está crispado,ahora que todo es para y por un interés.Ahora puedo ser algo más consciente de una vez por todas de todo lo que se esconde tras la leve sonrisa,todo lo que aún no soy capaz de soltar,motivo seguro de porqué me cuesta a veces tanto escribir.En cada historia aparezco aunque no quiera entre los tablones de un naufragio o escarpando terrenos áridos y rocosos con la suela de mis zapatillas muy desgastadas.Otras veces,mi esqueleto pegado a la silla a veces necesita saltar como un resorte y se hace vital hacer algo que implique no pensar,porque algunos pensamientos asépticos y de un solo uso,pueden devolverme en un instante a mi denso Chernobill,es volver de nuevo a sumergirme en un universo distópico donde los papeles y roles se han intercambiado de forma drástica.Yo que estoy aquí junto al mar,estrenando una soltería que no esperaba,poniendo nombre nuevo a la relación más firme que creía.Yo que no soy controladora salvo con el pensamiento y ahora resulta que he perdido los zapatos,ocurre que en mi camino todos los puntos cardinales,junto con mi cara y mi cuerpo,están formando una nueva figura que acepto y  me asusta a partes iguales.A medida que voy entendiendo ciertas cosas,a medida que uno puntos y sombreo;y los grises se entremezclan con los rosas y las caras de los amigos que creía que estarían se diluyen en soluto, sin que yo pueda hacer nada,veo que nada es demasiado importante.Es posible que ahora que todo ha cambiado y que ahora que termina un ciclo y cuando la fuerza física ha mermado,nosotras las que escribimos,nos vemos envueltas en otra forma de vida,donde existe algo de otra dimensión que va guiando unos pasos que de algún modo me eximen de percibir los hechos como algo errático,porque los nueve años de deshielo han terminado,porque nada es lo que parece y desde aquí puedo cambiar hasta la infancia que no fue.Unos zapatos rojos que no me indican el camino a OZ y una brújula que centellea.El camino a casa,el camino a mi hogar,a mí que no pude ser,a mí que siempre me tocó estar.Ahora que mi familia es solo animal,ahora que sé que sin el desastre,sin el plomo y sin las astillas pegadas en cada lunar...no sería yo.Probablemente sería un calamar o un baboso caracol,cualquier ser vivo que pudiera causar una cierta repugnancia o un cierto malestar,porque caer bien a todos provocaría mi rutina final y eso de momento ,amigos,lo he decidido postergar,más que nada por aprovechar el primer verano alejada de Madagascar.

martes, 6 de junio de 2017

RENACENTISMO DE OTRA ERA


Allí estábamos derramando gotas por el parquet,
mientras viajábamos en globos aerostáticos
Soltábamos sacos de arena que embarraban
el agua derramada de las lágrimas de sal;
y no girábamos la cabeza al saber que nos miraban,
los que conspiraban y desatendían libertad y dispersión




viernes, 28 de abril de 2017

CENTESIMAL O INFINITESIMAL

Buscamos las palabras enterradas vivas,
las que cayeron en picado buscando una vía verde
Sin embargo,tomamos la intersección
Puede que un sortilegio,un juego de magia aleje la culpa
Somos encuentros en la tercera fase,
seres únicos o comunes;en cambio,
las palabras son de aire,de viento... interdimensionales
Muchas son de una altura que no acertamos a distinguir,
algunas nos hablan de amores de otra era,otras,son plazos por cumplir.

MENTES CRIMINALES

Como los segundos que faltan para dar la hora,como los segundos aislados que estallan al saltar el termostato de algo en ebullición,como...¿como qué?Los que escribimos sin orden y por una especie de demonio verde interno...¿podemos describir esta sensación?No,nadie puede. Llega,aspiras y unas veces te limitas a sonreír mientras malgastas las lágrimas que casi nadie puede ver.Y digo malgastas,porque bien te valdrían para llenar la bañera o para hacerte una buena playa en casa ,sin peces que puedan morder las uñas de tus pies o plataformas varadas como tú y como yo,porque hoy como hace un año,es día de celebración.Debí suponer que si hoy mi progenitor cumple años no iba a ser mi día,pero vagar entre los restos de un naufragio de más de una década,pues se suma a las taras que un día adquirí y a la serie de desastres naturales que los de pies en las nubes podemos llegar a soportar.Así es la historia,no hay victoria en mi desacato a la ley.Como  si no tuviéramos bastante con lidiar con nuestras propias taras,nuestros naufragios y los espejos rotos del salón.Ahora toca pedir perdón,dejar las bailarinas en el felpudo para no manchar tu casa.Yo,en cambio,escupo en tu felpudo y me limpio los pies embarrados.Quizás ,me educaron para ser una señorita,aquella que nunca fui..Nada es de nadie,nadie es de nadie.Solo existen los perros para adueñarnos de ellos,pero ellos en cambio,en su belleza infinita,tampoco nos pertenecen-Somos nosotros de ellos,de esos ángeles sin alas.Siempre eligen s dueño,a mayor desesperanza,mejor es  perro.Yo he tenido mucha suerte,tengo el mejor ejemplar de Podenco.

miércoles, 19 de abril de 2017

DESPEJAR LA INCÓGNITA,SUPLICAR A MARTE

Era finales de los 80 y todo lo que pensaba es que quería ser como ellas,que en cada gesto reflejaban esos viernes gloriosos plagados de libertad,o al menos a eso me sabían aquellas canciones mod entre tabaco rubio y algún que otro beso con sabor genuino a aquella bebida de la felicidad,eso sí,con azúcar y cafeína.Entonces,no existían esos objetos indeterminados y determinados que hoy en día nos complican la vida,haciéndonos prisioneros de la tecnología,donde quedamos enmarcados en fotocopias emocionales de nosotros mismos.Hoy es 13 de diciembre y sigo viva,probablemente porque lo decidí en el momento elegido;y lo que es mejor aún,a pesar de sentirme tan cercana a aquél ilustre naufrago en su isla.
Pero lo que es aplastante y certero,es que una vez asumida la sensación implacable de haberlo perdido todo,incluso a mí,es cuando surgen quizás por mera supervivencia  los plazos.
Sí,plazos...siempre funcionamos así.Como si una vez que sientes que la vida se ha parado tuvieras la obligación de seguir como si nada,con aquella vida que habías dejado. 
El problema es que ya ni siquiera los sentía como míos,yo no recordaba haber fijado la cuota para los sueños o para desempeñar una serie de tareas encomendadas,porque aquella no podía ser mi vida.Sí,es cierto que yo estaba allí en medio de todo escuchando las voces de los que me rodeaban y sin embargo ,no.Era entonces cuando recreaba los viernes de Madrid,de locales que ya no existen y de plazos de una vida,de una era,de una y mil vidas…menos de la mía.Madrid era en aquellos días un hervidero de arte y cultura y yo encontraba el bálsamo perfecto para caer en mi olvido,alejada del destino y sus desvaríos,como si clavando con chinchetas en un corcho los recortes de revistas o envuelta en el look de  videoclip pudiera parar el transcurso de las cosas,pero siempre aparece a la velocidad del rayo aquél buitre carroñero que busca la manera de sacar tajada de borrascas y anticiclones ,mientras yo,sigo intentando ordenar las capas sin que se escape nada,porque cualquier detalle o mínimo destello me puede ayudar a comprender el transcurso d eunos días que no eran el tiempo de las cerezas y que sabían al más puro licor de almendras.



Desechar las ideas muertas en sueños deshilachados
Recortar el permiso  en trazos de pizarra,
en cornisas que vacían al cielo 
Limpiando tejados,blandiendo mi cara,
oculta, sedienta ...buscando la pared en tu desliz.


domingo, 16 de abril de 2017

ASESINATO EN 8mm


Como si estuviera pactado,
en formas e informas  muere
Lo hace en su rebeldía,con orgullo en varias tomas

En cada par de secuencias,muere y desaparece;
pero solo un par de veces al mes,con tal de molestar
Sostiene en una nota  una palabra de verde
La besa de puntillas,sellando con labios color violáceo
Esculpe la obra acabada,que desnuda a los valientes