jueves, 24 de septiembre de 2015

DILUYENDO VERANOS EN FORMOL



A menudo veo aquél cuarto en mi memoria,es curioso lo que olvidamos y recordamos.
Algunas personas se marcharon del barrio antes que yo,dejaron el sonido de los aspersores de aquellos veranos en los que sorteaba el puente hacia la piscina junto al Ciudad de Valencia.
El camino era distinto a cualquier sobremesa,era  de baldosas amarillas ,aroma de espiga y tenía el dulzor de aquellas frutas que ya han dejado de existir,porque hay cosas que ya no existen y aromas que son de otro lugar y otro tiempo.
Es como el sol,este quema y daña,aquél nos daba del impulso justo que necesitábamos.
Aquél dormitorio de cortinas geométricas y aquél escritorio frente a la sala de baile donde los martes y jueves me volvía a poner los calentadores y me creía que era una de las alumnas de fama,haciendo piruetas imposibles y haciendo las delicias de las "chicas de hoy en díq"cuando yo todavía era una auténtica "chica de colegio" respirando cada nota,cada aroma y enloqueciendo solamente con una nueva canción de algún grupo e imaginando tantas historias por contar en aquélla enorme biblioteca que parecía sacada de Hogwarts. 
Nada vuelve,nada regresa,todo cambia y se agita como las burbujas de champán.Lo bueno,que soy la misma en mucho y aunque sea un arma de doble filo en estos tiempos;pero cuando me pierdo regreso,cojo el impulso que necesito y vuelvo al ritmo de" One more chance",que es sin duda hoy también el quid de la cuestión.

6 comentarios:

  1. Estoy poco puesto en química pero... ¿El formol lo que hace no es conservarlos? Más o menos lo que estas haciendo con este blog. Conservar esa habitación, ese recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sale solo.Ni siquiera lo intento,hay muchas formas de diluir y de conservar,supongo.

      Eliminar
  2. afortunadamente nos quedan los recuerdos, unos muy buenos y otros no tanto.... pero hay que quedarse en eso, en recuerdos y evolucionar.... nada puede ser eterno...
    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre en constante evolución,pero yo necesito a veces volver,para reconfortarme y otras simplemente para comprenderme y darme cancha.Besos

      Eliminar